Residentes de la isla mayor de Hawai se refugiaron después de que el volcán Kilauea registrara hoy una erupción explosiva que arrojó ceniza a más de nueve kilómetros, cubriendo un amplia área de la isla.

“La pluma de cenizas cubrirá el área circundante. Refúgiate si estás bajo la columna de ceniza”.

Esta fue la alerta que el Observatorio Volcánico de Hawai emitió, ya que hasta el momento, el volcán ha causado la destrucción de 37 casas y otras estructuras, obligando a más de 2 mil personas a evacuar sus hogares.

Geólogos ya habían previsto este tipo de explosiones una vez que la lava descendiera bajo el nivel freático una vez que la lava hiciera contacto con el agua.

Estas explosiones podrías arrojar bloques del tamaño de autos compactos a más de un kilómetro, así como disparar proyectiles del tamaño de una piedra a kilómetros.

Fue el pasado viernes que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, declaró como “gran desastre” a lo provocado por este volcán.

Este es el único de los cinco volcanes en Isla Grande de Hawai que está activo.