El presidente Nicolás Maduro fue reelegido ayer con 67.7% de los votos contra 21.2% de su principal rival, Henri Falcón, tras ser escrutado 92.6% de las actas, anunció la presidenta del Consejo Nacional Electoral (CNE), Tibisay Lucena.

La elección contó con 48.01% de participación, muy por encima de la reportada por la oposición.

Lucena dijo que Maduro había obtenido 5.8 millones de votos, mientras Falcón alcanzaba un 1.8 millones y Javier Bertucci 925 mil 042. Un total de 20.5 millones de venezolanos fueron convocados a las urnas.

“Nunca antes un candidato presidencial había ganado con 68% de la votación popular y nunca antes le había sacado 47% al segundo candidato. Nocaut (…) récord histórico”, dijo Maduro.

Horas antes, la agencia Reuters informó que, según fuentes del CNE, la participación fue de 32.3 por ciento.

El opositor Frente Amplio dijo que la participación fue menor a 30% y la empresa Meganálisis reportó una participación de apenas 17.82 por ciento.

Tres horas antes del cierre de las casillas, Maduro pidió a su partido que trasladara votantes a las urnas.

Desconocen resultados

Henri Falcón y Javier Bertucci desconocieron el resultado y exigieron convocar nuevos comicios, tras denunciar dos mil 300 irregularidades.

Centraron sus quejas en los polémicos “puntos rojos”, puestos callejeros del oficialista Partido Socialista Unido de Venezuela que, afirmaron, fueron colocados a menos de 200 metros de los centros de votación, lo que es ilegal. Allí, activistas pedían a quienes poseen el Carnet de la Patria que reportaran su participación.

El Carnet es la llave de los chavistas para recibir beneficios como raciones de comida subsidiada y “bonos” monetarios de los que dependen por la hiperinflación.

En la campaña, Maduro prometió un “regalo” a los venezolanos que mostraran su Carnet tras votar.

Rechazo mundial

Estados Unidos, Canadá, la Unión Europea (UE) y países latinoamericanos anunciaron antes de los comicios que no reconocerían sus resultados.

“La farsa de las elecciones no cambia nada”, aseveró ayer el secretario de Estado estadunidense, Mike Pompeo.

El Grupo de Lima, integrado por 12 países de América Latina, dijo en Twitter que el ganador fue el abstencionismo.

En tanto, Canadá ya había informado que no permitiría la instalación de casillas en su embajada y consulados, en rechazo a la elección.

 

FOTOEspecial
COMPARTIR