Ricardo Monreal, coordinador regional de Morena, acusó que integrantes del Consejo Mexicano de Negocios solicitaron la intervención del presidente Enrique Peña Nieto para que José Antonio Meade declinara a favor de Ricardo Anaya, como medida para que Andrés Manuel López Obrador no ganara los comicios de julio.

De acuerdo con el exjefe de la delegación Cuauhtémoc en la Ciudad de México, el 17 de mayo, tres días antes del segundo debate presidencial, se llevó a cabo una reunión en Los Pinos entre el mandatario federal y empresarios encabezados por Alejandro Ramírez y Claudio X. González.

Los empresarios daban por hecho que el ganador del segundo encuentro entre presidenciables sería el abanderado de la coalición PAN-PRD-MC, y su estrategia era que él frenara el triunfo de López Obrador, apuntó Monreal Ávila.

Sin embargo, Peña Nieto se negó a que su candidato se bajara de la contienda, por lo que los empresarios reciclaron la guerra sucia, “la descalificación y el llamado a sus empleados para denostar y atacar a López Obrador, generando temor entre la sociedad”, aseguró el integrante del equipo del político tabasqueño.