Octavio Pérez Salazar, presidente ejecutivo de Amexgas, aseguró que robo de gas LP ha generado pérdidas por 40 millones de pesos a la industria en los estados de Puebla, Veracruz y Tlaxcala, considerados el “triángulo rojo”.

La cifra representa el 15 por ciento del mercado y tales prácticas ilícitas impiden el sano desarrollo de la industria, detalló el representante de la Asociación Mexicana de Distribuidores de Gas L.P. y Empresas Conexas (Amexgas).

Pérez Salazar apuntó que en otras entidades como Hidalgo, Tamaulipas, Nuevo León y la Zona Metropolitana de la Ciudad de México, reportan un problema similar.

De acuerdo con el directivo, con la proliferación de este mercado ilegal, los avances logrados hasta ahora por la apertura del mercado, así como los pretendidos en el futuro, se ponen en riesgo, ya que se distorsiona la oferta y demanda del energético, lo que afecta directamente la competitividad.

Cabe señalar que el “Reporte de tomas clandestinas” publicado por Pemex, durante el primer trimestre de 2018 se registraron un total de tres mil 691 tomas clandestinas de combustibles en el país.

Mientras que para el caso del gas LP, tan solo en el estado de Puebla, el número de tomas clandestinas se incrementó en más de mil por ciento en los últimos cinco años.

Por ello, la industria de gas LP hizo un llamado a las autoridades a combatir enérgicamente esta problemática, mediante acciones para identificar, asegurar y retirar de circulación a las unidades de distribución que operan ilegalmente, y que afectan a las comunidades y al desarrollo de todos los sectores económicos.