La Fiscalía General del Estado (FGE) de Veracruz solicitó de manera formal a la Procuraduría General de la República (PGR) que emita la petición de detención provisional con fines de extradición de Karime Macías, esposa del exgobernador de Veracruz, Javier Duarte.

La expresidenta del Sistema para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF) estatal es requerida por la probable participación en el delito de fraude contra el patrimonio del gobierno de la entidad veracruzana.

De acuerdo con el documento, los agravios habrían sucedido en 2011 y 2012, cuando por órdenes de Karime Macías se simularon contratos de compra-venta con diferentes empresas, que derivaron en un fraude de 112 millones 216 mil 820.36 pesos.

Cabe recordar que un video de Televisa muestra a la exprimera dama viviendo en Wilbraham Place, un exclusivo barrio de Londres, a pesar de la ficha roja emitida por la Interpol.

No habrá pacto con delincuentes: Yunes

Por su parte, el actual mandatario de Veracruz, Miguel Ángel Yunes Linares, aseguró que el gobierno estatal no negociará con Macías Tubilla.

Hay un procedimiento penal, el procedimiento penal tiene sus rutas, tiene sus fases, el gobierno estatal no pacta con delincuentes, el gobierno sanciona, trata de que se sancione a los delincuentes“, declaró el funcionario.

No obstante, reconoció que la extradición de la esposa de su antecesor no será rápida. “No lo sabe ni siquiera el procurador general porque todo depende de los elementos de defensa que ella presente, en un proceso de extradición se le da la posibilidad a la persona de que se defienda. Seguramente lo va a hacer, dimos a conocer que ha contratado al mejor despacho de Londres”.

Yunes Linares explicó que la ficha roja no implica que un agente de la Interpol vaya a casa de Karime Macías y la detenga, sino que “la puede tener ubicada”.

Sobre los gastos de la investigación que realizó uno de sus colaboradores en Londres para localizarla, el gobernador dijo que el boleto de avión y la estancia en la ciudad lo pagaron los veracruzanos, pero que si a alguien le molesta, lo pagará él mismo.