Luego de que Estados Unidos anunciara aranceles al acero y aluminio de México, Canadá y la Unión Europea, generando respuestas por parte de los involucrados, el Fondo Monetario Internacional (FMI) lamentó el incremento de las tensiones comerciales.

Resulta desafortunado que las tensiones comerciales están aumentando en un momento en que la recuperación global tiene su apoyo en el comercio”, dijo el vocero de la institución, Gerry Rice.

El funcionario apuntó que en una guerra comercial no hay ganadores, por lo que la institución hizo un llamado a los países a trabajar de manera constructiva para reducir barreras comerciales y resolver diferencias sin recurrir a “medidas excepcionales”.

De acuerdo con el FMI, por primera vez en largo tiempo “el comercio está creciendo más rápido que el PIB global, diseminando recuperación alrededor del mundo”, enfatizando el impacto favorable que ha tenido en la recuperación de la economía global.