La Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) dio a conocer que iniciará un paro indefinido en Chiapas, Guerrero, Michoacán y Oaxaca, para exigir una mesa de negociación con autoridades federales para dar marcha atrás a la Reforma Educativa.

Sería a partir de este lunes cuando cerca de 12 mil maestros de educación básica realizarían un plantón en la Ciudad de México.

A través de redes sociales, autoridades capitalinas dieron a conocer que las protestas afectarían la vialidad en el tramo de avenida Gobernadora y periférico, reduciéndose a un solo carril hasta antes de llegar al Metro Indios Verdes.

Uno de los contingentes podría partir del paradero de la Línea 3 del Metro hacia las instalaciones de la Secretaría de Gobernación (Segob), donde establecerían su campamento.

Por su parte, Antonio Ávila, Subsecretario de Planeación, Evaluación y Coordinación de la Secretaría de Educación Pública (SEP) aseguró en entrevista con Ciro Gómez Leyva que “no hay nada laboral que discutir con los maestros de la CNTE. Ninguna dependencia tiene atribuciones para cancelar la reforma educativa, eso le corresponde al Congreso“.

El funcionario detalló que no se trata de un paro nacional, sino de grupos de maestros de cuatro entidades; “no esperamos una marcha muy numerosa en la Ciudad de México porque llevan una semana en paro en Oaxaca y solo ha parado el 10 por ciento de las escuelas“.

Cabe señalar que esta mañana, integrantes de la caravana de la sección 22 de la CNTE en Oaxaca acusaron que fueron retenidos por policías en la Ciudad de México, quienes les habrían impedido el paso cuando se trasladaban sobre Calzada Ignacio Zaragoza.