Miles de personas marcharon este lunes bajo el lema “Ni una menos” contra la violencia machista en Argentina, en múltiples manifestaciones en las que se sumó el reclamo por la legalización del aborto.

La marcha central se realizó desde la histórica Plaza de Mayo hasta el Congreso en Buenos Aires.

Los ya tradicionales pañuelos violetas que signaron estas manifestaciones desde el 3 de junio de 2015, cuando se realizó la primera movilización del colectivo “Ni una menos“, fueron reemplazados en esta jornada por pañuelos verdes, el color de la campaña a favor de la interrupción voluntaria del embarazo que debate actualmente el Congreso.

El proyecto para la legalización del aborto será votado el próximo 13 de junio en la Cámara de Diputados. Actualmente, el aborto sólo está permitido en casos de violación o de riesgo de vida para la madre, pero se estima que cada año se realizan cerca de 500 mil abortos clandestinos en el país.

El aborto es la primera causa de mortalidad materna en Argentina, según cifras oficiales.

El documento de cierre de la marcha, leído por dirigentes feministas desde un escenario frente al Congreso, afirmó que “sin aborto legal no hay ‘ni una menos’“.