El Motorola Moto Z3 Play es un equipo que entra de lleno en el segmento de la gama media, continuando la estela que marcaron los dos teléfonos que lo preceden y con el punto de mira puesto en lo más alto del segmento de la gama media.

El nuevo Moto Z3 Play mantiene el concepto modular que caracteriza a la gama Moto Z, a su vez adopta nuevos formatos y tecnologías, como una pantalla más grande en un cuerpo del mismo tamaño, o una cámara dual con mejoras a su versión anterior.

El diseño ha cambiado en este salto generacional. Al fin, Motorola y Lenovo han decidido adoptar el formato de pantalla alargada y de marcos reducidos en su gama modular, después de haberlo hecho en las series más asequibles de su catálogo.

La construcción de este dispositivo es en aluminio de la serie 6000 y cristal Gorilla Glass 3, alberga un panel que supera por muy poco las 6 pulgadas, con tecnología AMOLED y resolución Full HD+ de 2160×1080, lo que se traduce en un formato de 18:9.

Además, destaca a nivel de diseño la posición del lector de huellas, que ahora se aloja en uno de los laterales.

Este teléfono móvil cuenta con un procesador Qualcomm Snapdragon 636, fabricado en arquitectura de 14 nanómetros y con ocho núcleos Kryo 260 que se ejecutan a 1,8 GHz. Cuenta con 4 GB de memoria RAM, y 32 o 64 GB de almacenamiento, así como una batería con 3.000 mAh de capacidad compatible con tecnología Turbo Charge.

En materia de fotografía, Motorola vuelve a apostar por un sistema dual ubicado a la espalda del teléfono, en esta ocasión formado por dos sensores de 12 + 5 megapíxeles potenciados por distintos sistemas de inteligencia artificial, similares a los que ya vimos en los Moto G6.

Además, el Moto Z3 Play es uno de los terminales que incorporan Google Lens de forma nativa en la aplicación de cámara, para encontrar así información sobre los objetos y lugares que te rodean. De los selfies está encargada una única cámara de 8 megapíxeles.