La mañana del martes 5 de junio, tras llevar a su hijo a la escuela, Areli Hernández, esposa del periodista Raymundo León, escribió un mensaje asegurando que dos sujetos la estaban siguiendo cuando regresaba a su casa en Xalapa, Veracruz.

Así lo reportaron los escoltas asignadas por la Comisión Estatal de Atención y Protección de Periodistas (CEAPP), quienes detallaron que no acompañaron a Hernández Hernández porque se adelantó.

Al llegar a la zona que les indicó, los escoltas no encontraron rastro de la mujer, por lo que el reportero del Diario de Xalapa y de la Organización Editorial Mexicana (OEM) dio aviso a Artículo 19, a la CEAPP y a la Fiscalía General del Estado (FGE) de Veracruz sobre la desaparición de su cónyuge.

Luego de que se activaran los protocolos de investigación y tras horas sin tener comunicación con ella, Areli Hernández regresó a su domicilio, acompañada por autoridades estatales.

Se trataría de la tercera ocasión en que Hernández Hernández es privada de su libertad: la primera vez sucedió el 10 y 11 de junio de 2014, cuando un grupo de personas se la llevaron mientras se encontraba afuera de su casa, en Xalapa.

Un año después, en octubre, Areli fue atada y abusada física y sexualmente al interior de su domicilio por uno de los sujetos que ya la había secuestrado y quien dejó una amenaza de muerte contra el periodista, declaró en su momento la víctima.

Por su parte, la organización Artículo 19 exigió a la Procuraduría General de la República (PGR) y a la FGE a investigar el caso.