La Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) urgió a llevar ante la justicia a los responsables de agresiones a periodistas y medios de comunicación, y pidió el compromiso de autoridades de los tres niveles de gobierno para generar condiciones de libertad y seguridad, pues, aseguró, el 60 por ciento de los casos se concentran en cinco entidades de la república.

La CNDH también destacó la importancia de garantizar la seguridad de periodistas y medios de comunicación en la cobertura de las elecciones, contexto en el cual los comunicadores no deben ser sometidos a agresiones ni represalias por su trabajo.

Arribar a un estadio democrático donde la libertad de expresión deje de ser una aspiración legal y se convierta en un derecho ejercido y disfrutado por todos depende de que los periodistas puedan ejercer su labor de manera segura, expuso en un pronunciamiento con motivo del Día de la Libertad de Expresión.

La CNDH advirtió que homicidios, desapariciones y agresiones contra periodistas “dan cuenta de una situación especialmente grave, cuya corrección requiere el compromiso de autoridades de los tres niveles de gobierno, para generar condiciones de libertad y seguridad“.

De los 136 homicidios de periodistas registrados desde 2000 a la fecha, el 60 por ciento (82 casos) se concentran en cinco entidades: Veracruz 22, Tamaulipas 16 (incluyendo el ocurrido el 29 de mayo), Oaxaca y Guerrero con 15 cada uno y Chihuahua con 14.

Esto “debe motivar acciones de prevención e investigación eficaces en esas zonas del país, que además sufren otro tipo de hechos de violencia contra la población en general”.

Al recordar que la comisión se ha pronunciado en numerosas ocasiones por generar condiciones propicias para el ejercicio del periodismo, advirtió que es fundamental prevenir las agresiones y sancionar conforme a derecho las que ya hayan ocurrido.

Es fundamental llevar a los responsables ante la justicia, “pues la repetición de estas conductas y la falta de castigo genera no solamente un alto índice de impunidad, sino también regiones enteras del país donde la noticia no se publica ante el miedo de periodistas y medios de sufrir una agresión”.

De ahí que se deben generar acciones de prevención e investigación eficaces en dichas zonas, donde también se producen otros tipos de hechos violentos contra la población en general.

La CNDH da seguimiento puntual a la situación que enfrenta el gremio periodístico y desde 2016 se pronunció en la Recomendación General 24Sobre el ejercicio de la libertad de expresión en México” respecto del incremento de las agresiones.

Se han presentado diversas propuestas de política pública para combatir el fenómeno, incluso en mayo de 2017 los gobiernos federal y de los estados se comprometieron a darle cabal cumplimiento.

Al respecto, se ha solicitado a diversas dependencias del ejecutivo Federal, así como a los gobernadores de todas las entidades y al jefe de Gobierno de la Ciudad de México un informe cuyas respuestas serán motivo de análisis por parte de la CNDH.

Por otro lado, la CNDH celebró la emisión de la sentencia de la Corte Interamericana de Derechos Humanos en el caso Carvajal Carvajal vs Colombia, que fue notificada el 6 de junio.

En dicho asunto, este organismo nacional envió al Tribunal Interamericano un escrito de amicus curiae relativo al contexto de violencia e impunidad contra periodistas en esa región y los estándares especiales de debida diligencia en casos de violencia contra comunicadores.