Este lunes, al menos cuatro personas fueron embestidas por un vehículo mientras bloqueaban la circulación de la calzada Ermita Iztapalapa, en la Ciudad de México, para exigir agua a las autoridades.

El culpable manejaba un Seat color plateado y lo dirigió contra los protestantes, quienes pedían se abrieran las válvulas y se dejaran de enviar pipas, ya que el servicio de agua se encuentra suspendido desde hace dos semanas.

Tras la agresión, el conductor fue detenido por autoridades capitalinas y puesto a disposición de las autoridades correspondientes.