Después de cinco años de que fue desalojado el plantón que mantenía en 2013, la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) volvió al Zócalo de la Ciudad de México con más de mil 500 integrantes.

El contingente se conformó por maestros de Guerrero, Chiapas, Oaxaca y Michoacán, en lo que han llamado la “Marcha por la Dignidad Magisterial”.

Antes de llegar a su objetivo,  fue cercada por granaderos en la avenida Juárez y Eje Central Lázaro Cárdenas. Minutos después el cerco se abrió, tras un diálogo entre el gobierno capitalino y los docentes, que avanzaron por la calle 5 de mayo hacia el Zócalo.

El magisterio exige una mesa única de negociación nacional con el gobierno federal, además de la libertad inmediata de todos los presos políticos, la reanudación de la convocatoria para el relevo de la dirigencia de la sección 40, el pago de la deuda general del magisterio estatal.

Los docentes también piden la abrogación de todas las reformas estructurales, justicia para Ayotzinapa y Nochixtlán, además rechazan la Ley de Seguridad Interior.

No se descarta que al término de la marcha continúen en Plantón en las inmediaciones de la Secretaría de Gobernación, que ya lleva nueve días.

DEJAR COMENTARIO

Por favor, escribe tu comentario
Por favor, escribe tu nombre