La madre del niño William denunció mediante su cuenta de Facebook la discriminación del restaurante IHOP hacia su hijo de 3 años que nació sin brazos y usa sus pies para comer.

Explicó Alexis Bancrof, madre del niño William, que el sábado acudió al restaurante IHOP de Hot SpringsArkansas, y pidió unos hotcakes.

La gerente del lugar le indicó que el niño “no podía sentarse en la mesa” y tampoco agarrar con los pies los tarros de miel porque “así lo indican las leyes sanitarias”.

La madre aseguró que le había lavado los pies a su hijo para que comiera, sin embargo al ver la actitud de los empleados decidió levantarse de la mesa y retirarse.

A través de sus redes sociales la madre de William escribió el acto de discriminación a la que había sido objeto su hijo.

Posteriormente la mujer recibió mensajes de disculpa incluyendo la del gerente de turno y el propio CEO de la cadena IHOP publicó un comunicado de disculpa a la madre del niño y aseguró que entrenarían a su personal para evitar actos de discriminación hacia personas con discapacidad.