La Organización Nacional de Expendedores de Petróleo (Onexpo) pidió pronta y eficaz investigación de las autoridades para fincar responsabilidades civiles y penales contra quienes planearon, promovieron y realizaron la toma de gasolineras en Tuxtla Gutiérrez, Chiapas.

En una carta abierta, el organismo calificó de reprobables e ilegales las acciones cometidas en 15 estaciones de servicio, las cuales fueron saqueadas al ser “tomadas” por un integrantes de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE).

De acuerdo con la Onexpo, además del daño económico causado a los propietarios y empleados de las estaciones afectadas, la operación descuidada de equipos para el despacho de hidrocarburos líquidos representa riesgos de seguridad.

Asimismo, indicó que el funcionamiento de cada estación implica la observancia estricta y permanente de protocolos de operación y control de riesgos que no deben verse interrumpidos o en manos de gente inexperta.

Es muy lamentable que acciones de la más abierta ilegalidad puedan provenir de personas que dicen tener la alta misión y responsabilidad profesional de formar educativamente a muchos menores de edad y que de ellos provenga el instigar a la población a cometer delitos y acciones contrarias a la ley”, afirmó.

Por último, la Onexpo pidió a los candidatos a puestos de elección popular promover la tolerancia y la legalidad para dirimir conflictos.

Consideramos indispensable que quienes aspiran, como candidatos, a puestos de elección popular promuevan el diálogo, la observancia de las normas, el respeto a la libertad de empresa y un compromiso superior hacia el fortalecimiento del Estado de derecho y el buen funcionamiento de las instituciones como única forma civilizada de dirimir controversias y garantizar la convivencia”, puntualizó.