A través de videos en redes sociales, se observa que miembros del PRI realizan pagos a personas a cambio de sus credenciales de elector, en la misma sede de su Comité Ejecutivo Nacional, en la Ciudad de México.

De acuerdo con Reforma, largas filas de militantes tenían que dar copies de sus credenciales, a cambio de dinero que los operadores priistas les daban en bolsas de papel.

“Teléfonos en mano para que se les dé el paquete”, se escucha decir a uno de los implicados en uno de los videos, en referencia a que los asistentes debían tener los celulares apagados.

El diario aseguró que tras publicar testimonios de “coordinadores”, revelando pagos de entre siete y 10 mil pesos, la dirigencia nacional del PRI reconoció que en la sede del partido se repartió dinero en efectivo, aunque lo calificaron como viáticos para los asistentes a una capacitación.

Finalmente, apuntó que la Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos Electorales (Fepade) reconoció que aún no investiga los pagos del PRI, pues sostuvo que no ha recibido ninguna denuncia de hechos.