Luego de que no alcanzaran un puesto de elección popular este domingo 1 de julio, 74 políticos que ya habían ocupado puestos en las cámaras de Diputados y Senadores se reincorporan a sus actividades en el Congreso de la Unión y desplazan a sus suplentes.

Esto se produce a dos meses de que concluya el periodo de la 63 legislatura. Las oficinas que que ocuparon están en proceso de desmantelamiento y las comisiones legislativas clausuraron sus trabajos.

Entre los legisladores que retoman sus labores en el Senado está el independiente Armando Ríos Píter, quien aspiró a una candidatura sin partido y luego apoyó al priista José Antonio Meade; Fidel Demédicis Hidalgo (excandidato independiente a la gubernatura de Morelos), Raúl Morón Orozco, María Elena Barrera Tapia y Gerardo Sánchez García.

Además de diputados como Francisco Neri, Javier Bolaños y Federico Döring.

La Gaceta Parlamentaria de la Comisión Permanente incluye las comunicaciones de los 74 legisladores que regresan a las 69 curules y los 5 escaños de las distintas bancadas.

Este regreso se produce aún en tiempo para cobrar dos meses de dieta, ya que en agosto los servicios administrativos finiquitan a los legisladores salientes y reciben a los integrantes de la próxima 64 Legislatura del Congreso.