Un análisis del diario francés RTS Sports señala que, durante el Mundial de Rusia 2018, el delantero brasileño Neymar suma 14 minutos recostado en el terreno de juego tras recibir una falta que, si bien recibe en gran cantidad, lo han marcado por su forma de exagerarlas.

Tal es el caso de su partido de Octavos ante el combinado mexicano, donde pasó más de cinco minutos sobre el césped, destacando la agresión de Miguel Layún, por la cual el carioca estuvo tendido más de dos minutos.

Durante la justa veraniega, Neymar ha recibido 23 faltas, promediando 30 segundos en el pasto tras recibir un contacto.