Este viernes, la defensa de Rafael Correa, expresidente de Ecuador, afirmó que no vería “razonable” que prospere la orden de extradición en su contra y que está sobre la mesa la posibilidad de solicitar asilo político en Bélgica, país donde reside actualmente.

Estamos pensando en todas las posibilidades“, declaró el abogado Christophe Marcharnd en entrevista para Europa Press.

Lo anterior tras la solicitud del fiscal general de Ecuador, Paúl Pérez, de prisión preventiva contra el exmandatario Correa por incumplir la medida cautelar de presentarse de forma periódica ante la Corte Nacional de Justicia (CNJ).

Asimismo, habría requerido notificar a Interpol a través de una “alerta roja” para que el expresidente sea detenido y extraditado.

Cabe recordar que en junio, la Fiscalía ecuatoriana acusó a Correa de asociación ilícita y el presunto intento de rapto que sufrió el líder opositor Fernando Balda en 2012, una causa que se ha reactivado tras seis años de letargo porque, de acuerdo con la supuesta víctima, la anterior administración la bloqueó.