Personas de la sociedad civil, analistas, académicos, instituciones y organizaciones a nivel nacional se pronunciaron porque en Puebla se limpie la elección y se sancione a los delincuentes electorales, y si existen elementos jurídicos suficientes, se invalide la elección para gobernador.

En un desplegado en el diario Reforma, más de 300 firmantes, sostienen que la violencia que se vivió en Puebla durante la jornada electoral el pasado 1 de julio significa un enorme retroceso político-democrático, que nos remonta a los fraudes electorales de la época de Maximino Ávila Camacho, donde hubo ataques armados a ciudadanos indefensos en 70 casillas de Puebla.

Al respecto, y a nombre de los firmantes, el rector de la Universidad Iberoamericana de Puebla, Fernando Fernández Font, comentó que toda esa situación “nos duele profundamente”.

En entrevista en el noticiero de Carmen Aristegui, el directivo comentó que en dicho desplegado es lo que se denuncia y deja en duda la confianza en las autoridades electorales locales, como el Instituto Estatal Electoral (IEE).

Sostuvo que dichos actos no son hechos aislados, y por donde se le quiera ver, fue una elección amañada, “eso es lo que nosotros estamos denunciando. No pertenezco a ningún partido, no pertenezco a fundamos, sino como rector tengo que colaborar por el tema de la democracia. No podemos quedarnos callados por una situación como esta”, precisó.

Aclaró que a las instituciones educativas, activistas u organizaciones no les toca investigar, pues para ello existen las autoridades para eso, pero sí les toca denunciar e insistir que den con claridad lo que es el resultado real.

Y si no hay elementos para sostener la elección, que se invalide, matizó Fernández Font.

Precisó que “para creer lo que pasó” el día de la elección es necesario que investiguen autoridades nacionales, externas al estado.

De ahí –dijo- el desplegado a nivel nacional, donde se cuida que no esté alguna preferencia partidista, sino lo único que piden es la necesidad de limpiar el proceso, porque hay dato evidentes que demuestran que hay algo amañado.