A partir del 12 de julio Twitter comenzó a eliminar millones de cuentas de la red social sospechosas, como cuentas automatizadas o falsas; ante ello, a diferentes personalidades de talla mundial les comenzó a bajar el número de seguidores.

En el caso de Donald Trump, presidente de Estados Unidos. Mientras que el martes contabilizaba 53 millones 364,021 seguidores, este jueves el número cayó a los 53 millones 54 mil 100. El presidente norteamericano perdió en un día 309,921 seguidores.

Twitter

A su vez, el ex presidente estadounidense Barack Obama, el martes poseía 103 millones 601,851 seguidores, en tanto a la fecha este número es de 101 millones 272,605 o dos millones 329,246 seguidores menos.

Y es que el cambio de las reglas hará que a muchos usuarios se les reduzca el número de seguidores, demostrando el verdadero alcance de cada persona con cuentas que realmente se utilicen.

Por ejemplo, el presidente Enrique Peña Nieto, el martes —día en el que Twitter comenzó con estas medidas— poseía siete millones 345,283 seguidores. Este jueves, el número de seguidores del mandatario cayeron a los siete millones 2,77,500, es decir 67,783 seguidores menos.

En el caso de Andrés Manuel López Obrador, virtual presidente electo de México, la disminución que registró como resultado de los cambios de Twitter fue de 25,308 al pasar de los cuatro millones 420,713 followers a los cuatro millones 395,405 seguidores.

Twitter no perdona ni al CEO

Pero no sólo a políticos les a afectado tal medida, sino también a grandes empresarios y a propios directivos de la red de los 280 caracteres.

Jack Dorsey, director ejecutivo y cofundador, reveló en un tweet que perdió 200,000 seguidores luego de que Twitter cumpliera con su promesa de eliminar cuentas sospechosas. El directivo quedó con un total de 3 millones 99 mil seguidores.

El miércoles, Vijaya Gadde, responsable legal de políticas, confianza y seguridad de Twitter, dijo que la compañía comenzaría a eliminar “cuentas bloqueadas del conteo de seguidores en todos los perfiles a nivel mundial. Como resultado, la cantidad de seguidores que se muestran en muchos perfiles puede disminuir”. Las cuentas bloqueadas fueron identificadas por estar relacionadas con cambios súbitos y actividad sospechosa.

La compañía dijo que está identificando casi 10 millones de cuentas dudosas por semana y está sometiendo a todas las cuentas a un control de seguridad. Este mes la red social informó que durante dos meses eliminó más de 70 millones de cuentas.

Una investigación de The New York Times en enero demostró que tan solo una pequeña compañía de Florida vendió seguidores falsos y otras herramientas de fidelidad en las redes sociales a cientos de miles de usuarios alrededor del mundo, incluidos políticos, modelos, actores y autores.