Previo a su viaje a México la próxima semana para reunirse con el presidente Enrique Peña Nieto y el candidato ganador de las pasadas elecciones, Andrés Manuel López Obrador, la canciller de Canadá, Chrystia Freeland, aseguró que ambos países son “socios y amigos”.

Adelantó que Canadá y México “continuarán trabajando juntos para traer prosperidad y seguridad a América del Norte”.

La principal negociadora canadiense en la mesa de diálogo para modernizar el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), que incluye a Estados Unidos, se reunirá el próximo 25 de julio con Peña Nieto, así como con López Obrador y su nuevo equipo.

Su visita de trabajo también incluye reuniones con los secretarios de Relaciones Exteriores, Luis Videgaray, y de Economía, Ildefonso Guajardo, para “discutir temas de importancia para Canadá y México, incluidas las negociaciones de modernización del TLCAN”.

Freeland estará acompañada del nuevo ministro de Diversificación del Comercio Internacional, Jim Carr, y del ministro de Finanzas, Bill Morneau.

“Trabajando juntos, sortearemos desafíos inmediatos, mientras nos mantenemos enfocados en nuestro objetivo de lograr un crecimiento a largo plazo que beneficie a todos”, aseguró Morneau.

Por su parte, Jim Carr, titular del ministerio que fue renombrado esta semana para priorizar la diversificación comercial de Canadá ante la guerra tarifaria con Estados Unidos, reconoció los “logros significativos” con el gobierno mexicano y manifestó su esperanza de fortalecer, con la nueva administración, las relaciones bilaterales y multilaterales que diversifican ambas economías.

Ante el interés del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, de seguir negociando la modernización del TLCAN “por separado”, el gobierno del primer ministro Justin Trudeau se ha mantenido firme en su posición de que la renegociación debe seguir siendo trilateral.