En la provincia de Uthai Thani en Tailandia un equipo de rescate y elementos policiales, durante varias horas, intentaron capturar a un cocodrilo que ingresó a una vivienda.

La madrugada del 17 de julio, la propietaria halló al reptil, de unos 2 metros de largo, aproximadamente, en el jardín de la residencia, por lo cual solicitó ayuda a la Policía local.

Los agentes de seguridad acudieron al lugar junto con personal de rescate, quienes tras varios intentos, acorralaron al cocodrilo para amarrarlo y lograr sacarlo de la casa; cabe mencionar que el animal estuvo varias horas al interior del domicilio.

De acuerdo a las autoridades, desconocen la procedencia del animal; sin embargo sospechan que llegó al lugar en busca de alimento “Nadie sabe de dónde salió el cocodrilo. Lanzamos al reptil en un canal a unos 10 kilómetros de distancia. Creemos que entró a la casa de la mujer en busca de comida”, relató el teniente de la Policía de Tailandia, Somchai Thongsri.

Con información de RT