El diputado derechista de 63 años de edad, Jair Bolsonaro, recibió hoy su confirmación oficial como candidato por parte de la convención de su partido a la presidencia de Brasil, contienda electoral que tendrá su primera vuelta el próximo 7 de octubre.

Bolsonaro, según las encuestas, tiene garantizados más votos hoy que ningún otro candidato en esta contienda, a excepción del ex presidente Luiz Inácio da Silva, cuya candidatura será posiblemente invalidada por la justicia electoral de aquel país ante el escándalo de corrupción que lo rodea.

En su discurso de hoy, el recién nombrado candidato aseguró ante la convención del Partido Social Liberal (PSL): “Mi candidatura es una misión. Si estoy aquí es porque creo en ustedes, y si ustedes están aquí es porque creen en Brasil“.

Además, se dijo a favor de privatizar empresas, incluso, “algunos brazos” de Petrobras, pese a que admitió que no es especialista en economía y que confía en tratar esos expedientes con Paulo Guedes, su asesor ante estos temas.

Finalizó diciendo que la lucha contra la corrupción será su bandera de campaña.