Mezut Özil, centrocampista de la selección alemana de futbol anunció este domingo que dejará el equipo tras la polémica que provocó una foto del jugador posando junto al presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, así como también por acusar a la federación de no aceptarlo como Alemán.

El jugador de 29 años anunció esta decisión a través de su cuenta oficial de Twitter, horas después de que también por ese medio explicara por qué fue tan controversial la fotografía con el líder turco.

 

Las últimas dos semanas me han dado tiempo de refleccionar y pensar sobre lo ocurrido los últimos meses. Por consecuencia, quiero compartir mis pensamientos y sentir acerca de lo que ha sucedido“.

En el mensaje, adjuntó una imagen con un comunicado oficial donde explica que siente pertenencia tanto a Alemania como a Turquía y considera cuestionable porque hay gente que se niega a aceptar que es alemán.

Gané la Copa del Mundo con Alemania“, recuerda Özil, por el título conseguido ante Brasil, y acusa a Reinhard Grindel, presidente de la Federación Alemana de Futbol (DFB), de incompetencia y falta de respeto por no haberlo defendido tras la polémica fotografía.

También alude a sus compañeros de origen polaco Miroslaw Klose y Lucas Podolski, a los que dijo, no se les cuestionó como alemanes, y deja al aire la pregunta de si su caso es distinto por tratarse de un musulmán.

El jugador explicó que se habría hecho esa foto con un presidente turco independientemente de quién fuera éste, y afirmó que él es simplemente un futbolista, no un político.

Tras la salida de Özil, considerado pieza clave del equipo, Alemania tendrá que dar a conocer la lista de sus convocados el próximo 29 de agosto ante sus próximos compromisos el 6 y 9 de septiembre, donde enfrentará a la selección ganadora del Mundial Rusia 2018, Francia, y después a Perú.