El jugador Neymar rompió el silencio y habló acerca de las críticas recibidas por sus simulaciones de falta en el Mundial de Rusia 2018.

Las he visto, las tomé con humor. Incluso en mi cuenta de Instagram publique una broma con unos niños sobre eso. Mi fútbol es de dribbling, de encarar a los adversarios. No puedo decirles a mis rivales con permiso mi amor, quiero hacerte gol, tengo que intentar regatearlo y ellos no me van hacer falta” explicó

Dejó en claro que que no lo hace adrede y que tampoco le gusta ser víctima de las infracciones, “muchas veces soy más rápido que otros jugadores y me terminan haciendo falta. Los árbitros están para ver eso. ¿Creen que me gusta recibir faltas? No, porque duelen, lastiman. Después de los partidos me pongo hielo 4 o 5 horas. Es complicado pero quien no vivió nunca eso de verdad, nunca va a saber.” concluyó

Por otra parte confirmo su estadía definitiva en el Paris Saint Germain, donde lo espera Thomas Tuchel, su nuevo director técnico