El portero argentino Facundo Espíndola, de 24 años  y con experiencia en clubes de futbol como River Plate, fue asesinado la madrugada del pasado domingo por una puñalada en el pecho en la ciudad de Buenos Aires.

Los ocurrieron a las afueras de un bar en el municipio de Hurlingham, luego de una riña callejera protagonizada por el hoy occiso.

Por el momento, Espíndola se encontraba sin club; no obstante, contaba con amplia experiencia, al haber formado parte de Lanús, River Plate y Almagro.

Por el crimen hay dos detenidos, uno de ellos es Nahuel Alejandro Oviedo Betancourt, de 28 años, un delantero del futbol del Ascenso y que cuenta con antecedentes penales.

A Oviedo lo arrestaron junto a un amigo de nacionalidad paraguaya cuando circulaban iban a bordo de un Peugeot 308 blanco por Villa Tesei.

Las cámaras de seguridad fueron clave para dar con el coche en el cruce de avenida gobernador Vergara y Juana Azurduy.

Según las fuentes, “el auto presentaba manchas de sangre” en el cofre y en las luces delanteras.