La Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) señaló este lunes que la designación de coordinadores estatales no solucionará la corrupción ni terminará con la ineficiente aplicación de fondos federales a las entidades.

En su comentario semanal, Gustavo de Hoyos Walther, presidente de Coparmex, señaló que es irrefutable que el país necesita de gobiernos municipales fuertes, pero la medida debe ser analizada.

La designación de coordinadores estatales del gobierno federal, no es la solución pertinente a la problemática de la corrupción y a la aplicación deficiente de los fondos federales”, dijo.

Incluso, consideró que la implementación de dichas figuras significaría una involución en la solidez del sistema federal, “debilitando los equilibrios y contrapesos en la relación de los gobiernos estatales y municipales con la federación“.

Preocupa que los coordinadores sean los encargados de las acciones de seguridad emprendidas por el gobierno federal, lo que pondría en riesgo la cadena de mando en las autoridades militares y la eficacia del mando único del gobernador sobre las fuerzas armadas”, advirtió.

La medida, aseguró el titular de Coparmex, podría generar incentivos para que en los cuadros medios del gobierno se forme un enfoque partidario y con cálculo electoral de los programas federales, “lo que puede traducirse en una severa afectación a la garantía democrática de equidad en futuras contiendas, en la medida que las fronteras entre el gobierno federal y el partido en el poder, se podrían estar desdibujando”.

Consideramos que las estrategias que se adopten para lograr esos nobles retos, deben analizarse cuidadosa y reflexivamente, en lo jurídico, en lo político y sobre todo, en su conveniencia y sustentabilidad administrativa en el largo plazo”, dijo.