Al menos 18 personas resultaron heridas, entre ellas dos de gravedad, al estallar dos artefactos explosivos en mochilas colocadas en los sótanos de la clínica Ricardo Palma, en Lima, informó hoy la Policía Nacional del Perú (PNP).

Las explosiones ocurrieron al promediar las 10.30 hora local (15.30 GMT) y obligaron a evacuar distintas dependencias del centro médico por la cantidad de humo causado.

En un principio, los estallidos fueron atribuidos a un evento accidental dentro de la clínica hasta que el jefe policial de Lima, Gastón Rodríguez, anunció que fueron provocados.

En declaraciones a periodistas, Rodríguez evitó denominar atentado al suceso hasta concluir las investigaciones y prefirió calificarlo como “un hecho criminal y delictivo”.

Indicó que los artefactos estallaron con un lapso de entre dos y tres minutos en el primer sótano de la cínica, donde se encuentran los laboratorios, y en el segundo sótano, en el que se ubica el estacionamiento para vehículos, respectivamente.

Los heridos están siendo atendidos en la misma clínica, incluidos los dos en estado grave que requieren cirugía, advirtieron los bomberos voluntarios que atendieron la emergencia.

La clínica Ricardo Palma es una de las más prestigiosas de la capital peruana y se encuentra en el pudiente distrito limeño de San Isidro, donde se ubica el principal núcleo financiero y empresarial de la ciudad.