Olga Sánchez Cordero, propuesta como titular de la Secretaría de Gobernación (Segob) en la administración de Andrés Manuel López Obrador, señaló que la violencia llegó a un nivel tan alto en el país, que está hecho un cementerio.

En entrevista para El Universal, detalló que según cifras oficiales, únicamente en los sexenios de Felipe Calderón y Enrique Peña Nieto van más de 200 mil muertos y más de 40 mil desaparecidos.

Sin embargo, lo anterior podría ser sólo la punta del iceberg, ya que se desconocen las cifras de las ejecuciones extrajudiciales, extorsiones, derechos de piso, violaciones, trata de personas y asesinatos de periodistas.

Adelantó que en el próximo gobierno “la violencia no la vamos a combatir con más violencia”, sino atendiendo el problema de la pobreza y falta de desarrollo económico en distintas regiones.

Finalmente, la exministra de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) adelantó que  trabajarán en la recomposición del tejido social y que no se puede seguir con “una política anticrimen y antidrogas que no ha dado otro resultado más que violencia“.