El plan de austeridad que propone el virtual presidente electo Andrés Manuel López Obrador le reduciría al Congreso de la Unión 4 mil millones de pesos: 2 mil millones a la Cámara de Diputados y 2 mil millones a la de Senadores.

Este ahorro se hará eliminando prestaciones, partidas y privilegios, ajustando la dieta de los legisladores para que no sea mayor que la del presidente y eliminando seguro de gastos médicos mayores, de retiro y de vida.

También se tendrá que suprimir partidas a grupos parlamentarios y comisiones legislativas, disminuir viajes al extranjero, reducir contratos por honorarios y no adquirir parque vehicular.

Asimismo se propone disminuya el gasto de asesorías y etiquetar el gasto de mantenimiento de la sede en San Lázaro.

Mario Delgado, quien será diputado, coincidió en aplicar medidas de austeridad y racionalidad para recortar la dieta, viajes y viáticos al mínimo indispensable, señaló e diario Reforma.

Este año los diputados cuentan con 8 mil 400 millones de pesos de presupuesto, mientras que los senadores tienen 4 mil 900 millones de pesos.