Tras los comicios del 1 de julio, el Partido Encuentro Social (PES) está por perder su registro, ya que no obtuvo el tres por ciento de los votos; es por ello que buscan realizar diferentes impugnaciones, buscando no desaparecer.

Primero intentaron que los votos para Jaime Rodríguez Calderón, “El Bronco”, no fueran válidos; pues de esa manera la cantidad de sufragios sería menor y aumentaría el porcentaje que obtuvieron.

Ahora pretenden que se reasignen los votos en que los electores marcaron dos partidos de la coalición “Juntos Haremos Historia”, que conformaron junto a Morena y PT, y que sólo fueron atribuidos a este primer partido.

El presidente del PES, Hugo Eric Flores, declaró a Grupo Fórmula que estas impugnaciones “son para reconteo en los distritos electorales donde no hubo votación para el partido. Andrés Manuel López Obrador no perdería ningún voto, únicamente cambiaría la distribución. Muchos de los votos que le corresponden al PES fueron atribuidos a Morena“.