El gobernador de Durango, José Rosas Aispuro Torres, dio a conocer que el avión de la línea Aeroméxico, contaba con 97 adultos y dos menores como pasajeros registrados, además de los cuatro miembros de la tripulación, y que la aeronave se vio afectada por una fuerte ráfaga de viento.

Aispuro Torres mencionó que el avión 2431 con destino a la Ciudad de México, salió a las 15:30 horas cuando, tras alzar el vuelo, repentinamente fue afectada por el viento, haciéndola descender bruscamente cayendo con el ala izquierda desprendiendo los motores del avión.

Gracias que se mantuvo en buena posición, los túneles de escape pudieron activarse haciendo que los pasajeros pudieran evacuar la aeronave antes de que comenzara a incendiarse.

Se alertaron a las autoridades de atención de apoyos, federales, estatales y municipales de rescate, para que pudieran auxiliar a los pasajeros 15 minutos después del accidente, además contaron con el apoyo del Protección Civil, Hospital Militar de la Décima Zona, así como fuerzas de seguridad de los tres órdenes de gobierno.

La atención médica se registró en los hospitales de San Jorge y La Paz, así como a las clínicas del IMSS y del Issste, hasta el momento el estado de salud de los atendidos se desconoce, sin embargo, adelantó que el único herido de gravedad, pero estable, es el piloto de la aeronave.

José Rosas reiteró que su gobierno trabajará al lado de las instituciones Federales y municipales para dar seguimiento al protocolo de actuación de este lamentable accidente, además aprovechó para agradecer y reconocer el trabajo militar que se desarrolló en la zona del incidente.