Sao Paulo.- El debut del videoarbitraje en Brasil culminó con la anulación de una tarjeta roja en un partido por los cuartos de final de la Copa de Brasil.

El partido entre Bahía y Palmeiras se saldó con un empate 0-0 el jueves, con el VAR incidiendo a los 75 minutos. El árbitro Anderson Daronco expulsó al volante de Bahía Gregore tras un empujón al delantero de Palmeiras Arthur en el área chica en el duelo de ida en Salvador.

Advertido por los responsables del VAR de que Arthur no tenía control del balón, Daronco revisó la jugada y cambió la tarjeta roja a amarilla. La interrupción duró seis seis minutos.

“Si no fuera por el VAR, no iría a Sao Paulo para la vuelta”, dijo Gregore.

Bruno Henrique cobró el penal por Palmeiras.

Daronco mostró roja a los 90, recurriendo al VAR para confirmar que Deyverson del Palmeiras le propinó un codazo al lateral chileno Eugenio Mena de Bahía.

“Salté por el balón y no pude verle”, dijo Deyverson. “Mi codo le golpea en el rostro, pero no fue intencional. Me disculpé. Pero es una realidad que el VAR no puede constatar nuestras intenciones”.

El VAR también fue empleado en los otros tres partidos de cuartos de final sin mayores incidentes.

La Confederación Brasileña de Fútbol cuenta con un máximo de 16 cámaras para ayudar a los encargados del VAR. Los partidos del Mundial en Rusia tenían el doble. El VAR será empleado en lo que resta de la Copa de Brasil.