El empleado de un minisúper en Morelos que estuvo en prisión preventiva por matar a un ladrón fue puesto en libertad por una juez luego de acreditarse que actuó en legítima defensa.

La juez de control, Nancy Aguilar, determinó no vincular a proceso a José Manuel, ya que consideró todas las circunstancias del robo y la muerte del asaltante, identificado como Michael Gómez Toledo.

Empleado de minisúper mata a asaltante… y está en prisión

Dichas circunstancias fueron: que los trabajadores sí estuvieron en peligro y hubo un daño al patrimonio de la tienda en la que laboran, además de una desventaja del número de asaltantes sobre los empleados del establecimiento.

El pasado sábado 28 de julio, alrededor de las 5:20 horas, cinco sujetos llegaron al establecimiento ubicado a un costado del Paso Exprés, a la altura de Tabachines; mientras que tres de ellos ingresaron y tomaron bebidas alcohólicas como cajas de cervezas y botellas, uno de ellos salió sin pagar mientras sus cómplices seguían al interior.

Esta situación fue considerada por la juez como de desventaja para los trabajadores de la tienda, ya que sólo eran dos.

Según el testimonio de dos trabajadores de la gasolinera aledaña al minisúper, un hombre salió del local con una caja de cervezas y la metió en la parte trasera de un vehículo estacionado con las puertas abiertas.

José Manuel “N”, que había salido unos instantes del minisúper, ingresó a la tienda cuando la víctima exigía el dinero de la venta cargando tres cajas de 12 cervezas, se abalanzó por detrás del asaltante, lo inmovilizó con un brazo por el cuello y le puso un cuchillo en la garganta.

Pese a que le exigió al ladrón que pagara o dejara todo, éste se negó, con lo que se inició un leve forcejeo en el que se produjo la lesión en el cuello de Michael, suficiente para llegar a la yugular y carótida y causarle la muerte casi inmediata por desangrado.

Un video proporcionado por el minisúper y analizado por expertos de la Fiscalía General del Estado (FGE) y la defensa del imputado, muestra cómo uno de los sujetos trata de ingresar al establecimiento, pero José Manuel le avienta a Michael ya moribundo para impedírselo.

Eventualmente, el tercer cómplice, que cargaba con dos botellas de vidrio, fue también sometido por el empleado.

La juez concluyó que José Manuel no regresó armado a la tienda y el cuchillo con el que mató al ladrón era una herramienta de trabajo del local; además, nunca tuvo la intención de planear un asesinato, tal y como lo había supuesto la FGE.

Asimismo, se tomó en cuenta la superioridad numérica de los asaltantes respecto a los trabajadores, lo cual generó una situación de estrés al imputado, quien incluso solo buscaba inmovilizarlo y no atacarlo por detrás.

Por ello, la juez sobreseyó la causa penal y decretó la libertad inmediata de José Manuel.

El diario El Universal reportó que afuera del juzgado, familiares y vecinos de Acapantzingo se manifestaron durante la audiencia de vinculación y por cinco horas gritaron consignas en exigencia de su libertad.

La FGE tiene hasta el 8 de agosto para apelar el veredicto.