Alfonso Navarrete Prida, titular de la Secretaría de Gobernación (Segob), consideró que la administración del presidente Enrique Peña Nieto no deja un país en “guerra”, pero sí con serios problemas de seguridad pública que no se han resuelto por una debilidad institucional.

Entrevistado por El Universal, el encargado de la política interna del país aseguró que desea obtener resultados concretos en el tema de desapariciones.

Asimismo, señaló que sigue molesto por el mensaje que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, lanzó en Twitter acerca de que al subir los homicidios dolosos en México era urgente fortalecer la seguridad fronteriza.

Finalmente, apuntó que un país requiere de un órgano de inteligencia que sirva para preservar la democracia y la seguridad nacional y que el Centro de Investigación y Seguridad Nacional (Cisen) es perfectible y le hace falta tener cambios, pero no espía.