Carlos Antonio Santamaría, de 12 años de edad, acudió con gran entusiasmo a su primer día en la Facultad de Ciencias de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

Tras recibir su clase de inducción, el pequeño genio se percibió feliz al recorrer los laboratorios de la facultad, pasillos y aulas.

“Carlitos” cursará la licenciatura de Física Biomédica, carrera a la que llegó, como cualquier aspirante, tras obtener 105 aciertos en el Concurso de Selección de Ingreso del ciclo escolar 2019 de la máxima casa de estudios.

Pese a su corta edad, es un estudiante de alta capacidad cognitiva, juguetón, ruborizado, que ha desafiado al tiempo y a las convenciones administrativas al cursar y concluir dos diplomados, uno sobre química analítica y otro en bioquímica, y ahora una profesión en la UNAM.