Una madre falleció a causa de un incendio ocurrido en la provincia de Henán, China, no sin antes salvar la vida de sus dos hijos pequeños al aventarlos desde la ventana de un quinto piso.

El siniestro ocurrió el pasado viernes en un inmueble de departamentos de la ciudad-prefectura de Xuchang, cuando se originó el incendio por causas desconocidas.

La densa capa de humo puso en alerta a vecinos y a los ocupantes del quinto piso, quienes buscaron salir de inmediato.

Fue entonces cuando la madre tomó la decisión de arrojó mantas y almohadas con las que los presentes improvisaron una red de contención para recibir a quienes saltaran desde la ventana.

Así, según el New Straits Times, la madre dejó caer al primero de sus hijos, de nueve años; luego, aventó a su otra hija, una pequeña de tres años.

En medio de los gritos desesperados de quienes presenciaban el incendio, se esperaba que la mujer también brincara, pero no lo hizo; se cree que habría quedado inconsciente por inhalación de humo.

La heroica madre fue llevada al hospital, donde falleció por intoxicación.