Una disputa en Facebook sobre política alteró tanto a un hombre de 44 años en Florida, que manejó su auto hasta la casa del extraño y lo hirió a disparos.

Ahora Brian Sebring está acusado de agresión armada y de portación oculta de un arma. El individuo le dijo al diario Tampa Bay Times: “estallé y dejé que la furia me controlara” cuando salió de su trabajo el lunes, fue a su casa a recoger la pistola y se dirigió a la vivienda de Alex Stephens.

Sebring y Stephens, de 46 años, ni siquiera se conocían aunque vivían en el mismo vecindario.

“No soy un mal tipo”, dijo Sebring al diario, “pero es que ese tipo amenazó con lastimar a mi familia y perdí el control”.

Añadió que está considerando verse con un psicólogo porque le asusta haber “perdido los estribos de esa manera, que yo haya hecho algo tan tonto”.

Stephens fue dado de alta del hospital, donde fue atendido por heridas de bala en las piernas y los glúteos. No respondió a un pedido de comentario del Times.

Sebring, registrado como demócrata, admite que respondió a un mensaje en Facebook colocado por un expresidiario que decía que deseaba compartir sus opiniones políticas aunque ya no tiene derecho a votar.

Sebring dijo al periódico que durante la discusión en Facebook, le escribió a Stephens que si quería expresar una opinión, “no debiste cometer un crimen, no debiste dejar que te capturaran, debiste ser un miembro productivo de la sociedad”.

La discusión se intensificó cuando Stephens, quien estuvo en la cárcel por robo y posesión de cocaína, empezó a mandar mensajes personales a la cuenta de Sebring. Se amenazaron mutuamente y stephens amenazó con lastimar a la esposa y al hijo de Sebring.
“Perdí el control, dejé que la rabia me dominara”, dijo Sebring.

Stephens le dio su dirección a Sebring y le dijo que si quería pelear que viniera y que haga sonar su bocina cuando llegara.

Sebring dijo que fue, hizo sonar su bocina al llegar y Stephens salió de la casa portando lo que parecía ser un cuchillo.

Sebring disparó y se dirigió de vuelta a su casa pero fue detenido por policías antes de llegar. Fue arrestado y puesto en libertad bajo fianza de 9 mil 500 dólares.

Esta no es la primera vez que la red social se ve inmersa en comentarios, chats o acciones violentas por parte de sus usuarios.

En enero pasado, una joven se encontraba realizando una transmisión por Facebook mientras paseaba por el barrio de Washington Park en Chicago, cuando se enfrentó a una mujer quien después de discutir brevemente con ella, le disparó.

Igualmente, el año pasado un grupo de personas creó un evento en Facebook llamado “Shoot at Hurricane Irma” con la única finalidad de ponerse de acuerdo para dispararle al huracán Irma.

Otro incidente relacionado con Facebook, sucedió en Río de Janeiro, Brasil, donde una policía local disparó a cuatro jóvenes desde un helicóptero mientras los adolescentes realizaban una transmisión en vivo por Facebook, como parte de una acción para detener a un narcotraficante de la zona.

Facebook indicó a principios de año, que el número de publicaciones que muestran violencia gráfica creció en los primeros tres meses del año respecto al trimestre previo.

Facebook indicó que cada 10 mil publicaciones vistas en el primer trimestre, un porcentaje estimado de 22 a 27 contenían violencia gráfica, desde el ratio de 16 a 19 de fines del año pasado.