Inglaterra enciende las alarmas de nuevo tras un incidente automovilístico ante el parlamento británico, en el cual resultaron dos personas heridas y la derención del conductor.

El atropello es tratado como un hecho terrorista, informó la Policía. El conductor del automóvil, cuya identidad no ha sido facilitada, es un joven de unos veinte años y está retenido bajo la sospecha de actos terroristas, precisó Scotland Yard.

Las calles cercanas a la plaza del Parlamento de Westminster han sido cerradas al tráfico, mientras que varios vehículos policiales y ambulancias acudieron al lugar, según los medios británicos. “A las 07.37 (06.37 GMT) de hoy, un coche colisionó contra las barreras ante las Casas del Parlamento”.


De acuerdo a testigos hay unos diez vehículos policiales en el lugar y al menos tres ambulancias.