Tras las declaraciones de Marcelo Ebrard acerca de que su sucesor como jefe de gobierno en la Ciudad de México, Miguel Ángel Mancera, promovió una persecución política en su contra, el dirigente del PRD en el Senado negó esas acusaciones.

No me gusta a mí tener este tipo de encasillados de adversarios. Nosotros vamos a construir para adelante desde el propio Senado de la República… todo lo demás, como dicen por ahí, ‘amor y paz”, declaró en entrevista con Carlos Loret de Mola.

Apuntó que no hizo señalamientos contra el futuro titular de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) y que será institucional y respetuoso de la coordinación que se deba tener y aseguró no guardar rencores ni rencillas pues no está en la línea de tener adversarios.

Cabe recordar que fue el lunes 13 de agosto cuando Ebrard Casaubón aseguró que “hubo mucho infundio, mucha calumnia, mucha hostilidad de ambos gobiernos, DF y nacional… no tenían fundamento porque si lo hubieran tenido, no estaría en México”.