Autoridades ambientales federales confirmaron la muerte de 122 tortugas marinas en Tapachula, Chiapas, informaron que ya se iniciaron las investigaciones para determinar la causa del deceso de la especie.

Debido a que las necropsias y análisis de tejidos no se han realizado por el avanzado estado de descomposición en el que se encuentran los ejemplares no se ha podido determinar la causa de muerte”, informó en una misiva oficial, la Semarnat, Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (Conanp) y Profepa.

Anunciaron que se han realizado reuniones entre las tres dependencias del gobierno federal, estatal, municipal y la academia para darle seguimiento puntual a este fenómeno natural.

De igual forma se comunicó que las tortugas encontradas en la playa Puerto Arista, 111 son de la especie golfina (Lepidochelys olivacea), cinco carey (Eretmochely simbricata), y seis prietas (Chelonya agassizi).

Se realizaron recorridos nocturnos y diurnos, donde participaron de manera coordinada la Semarnat, Conanp, Profepa, Secretaría de Medio Ambiente e Historia Natural del estado (Semanh), Fiscalía Especializada para la atención de Delitos Ambientales del Estado (Fepada), Comisión Nacional de Pesca y Acuacultura (Conapesca), Secretaría de Pesca del estado (Sepesca) y Universidad de Ciencias y Artes de Chiapas (Unicach), aparte de Protección Civil.

Adelantaron que al menos diez por ciento de tortugas muertas presentan evidencia de interacción humana, como golpes en la cabeza y caparazón, o con evidencias de pesca en su cuerpo, como redes y anzuelos; sin embargo los últimos reportes del equipo técnico reflejan que la incidencia de ejemplares marinos muertos ha disminuido.

Además se intensificarán los recorridos conjuntos para evitar la captura de tortugas que desovan en la playa, al igual que la depredación de sus huevos, por parte de la Conapesca; se tomarán muestras de agua para detectar la presencia de florecimiento algal nocivo, el cual, es un factor de incidencia.