Sólo 10 días de que empiece formalmente la LXIV Legislatura, la nueva dinámica de austeridad del Senado incluyó la venta de todos los automóviles que tienen sus órganos de gobierno, grupos parlamentarios y comisiones, entre ellos la conocida camioneta de casi un millón de pesos que el Senado compró a petición del panista Jorge Luis Preciado, cuando presidió la Junta de Coordinación Política.

Se prevé que se lancen las subastas, con preferencia a que las unidades sean compradas por los propios trabajadores del organismo, y una vez concluida esa etapa se abrirá al mejor postor en general.

El Senado calcula obtener al menos tres millones de pesos por la venta de 95 unidades, entre sedán y camionetas, pues se quedará con una decena para la movilidad de visitantes extranjeros y para el transporte de mercancías.