El posible próximo director del Fondo Nacional del Fomento Turismo (Fonatur), Rogelio Jiménez Pons, afirmó que el gobierno del presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, sólo invertirá 30 mil millones de pesos en el desarrollo del proyecto del Tren Maya.

Lo anterior, dijo, porque el proyecto se abrirá a la iniciativa privada, la cual participará en los 100 mil millones restantes que se contemplan de inversión total.

En reunión con miembros del Consejo Coordinador Empresarial (CCE) de Yucatán, el futuro funcionario federal explicó que además de la cifra acordada, la administración federal pondría las concesiones y los derechos de vía, mientras que la iniciativa privada, aportaría el resto de los recursos para ese proyecto.

Jiménez Pons rechazó que para el Tren Maya se usen recursos de promoción turística.

No se utilizarán recursos de la promoción turística, pues el proyecto se abrirá a la inversión privada, incluso se crearán productos bursátiles para la realización del proyecto del Tren Maya para que ciudadanos puedan invertir en él”, comentó.

Asimismo, detalló que los casi 6 mil 500 millones de pesos de la promoción turística se enfocarán al desarrollo de los proyectos nacionales del sector, aunque sin descuidar la promoción de los destinos mexicanos, la cual, prometió, no se cancelará.

El Tren Maya es considerado una inversión social por la próxima administración federal, un proyecto de desarrollo integral, que implica programas de desarrollo social y turístico, pues queremos que el tren sea un elemento de progreso para toda la región”, agregó.