Familiares del difunto dictador español Francisco Franco dijeron que se harán cargo de sus restos después de que el actual gobierno de España los haya exhumado.

Por supuesto que nos haremos cargo de los restos de mi abuelo”, dijo Francis Franco, un nieto del dictador en declaraciones al periódico español La Razón, en un reportaje publicado este sábado.

El nieto agregó que la familia no planea impugnar las enmiendas legales que el gobierno socialista español aprobó el viernes para exhumar el cuerpo de Franco y sacarlo de un mausoleo que el general ordenó construir para honrar a los muertos de la guerra civil de la nación.

Franco lideró un levantamiento derechista que encendió la sangrienta guerra civil de 1936 a 1939. Murió en 1975 después de cuatro décadas de gobierno autoritario.

Su nieto dijo que la familia decidirá en los próximos 15 días dónde colocarán los restos.

La viceprimera ministra, Carmen Calvo, dijo el viernes que el gobierno socialista minoritario está seguro de que el Parlamento ratificará la decisión, probablemente el mes próximo.

Las enmiendas a la Ley de la Memoria Histórica de 2007 otorgan al gobierno la facultad de exhumar el cuerpo de Franco. Ese cambio tuvo como objetivo frustrar los intentos legales de los descendientes y partidarios de Franco para impedir la exhumación.

Sacar los restos de Franco del Valle de los Caídos, un mausoleo que ordenó construir a 50 kilómetros (30 millas) al noroeste de Madrid, será un acontecimiento trascendental en España, que todavía tiene cicatrices sociales y políticas de la guerra civil.

El enorme complejo del Valle de los Caídos es el monumento público más conspicuo del régimen de Franco. El dictador lo mandó construir en homenaje a los muertos de la guerra civil, en la que derrocó al gobierno democrático español en lo que llamó su “cruzada gloriosa”.

Unas 34 mil personas de ambos bandos están enterradas allí. La mayoría no han sido identificadas.

La Ley de Memoria Histórica proscribió los actos públicos en apoyo al régimen franquista, pero no respondió a los reclamos de exhumaciones y reparaciones de los sobrevivientes de la guerra y los familiares de las víctimas.

El Valle de los Caídos incluye un mausoleo y una basílica en estilo neoclásico. Es un lugar de peregrinación para los nostálgicos de la dictadura. Su cruz de 150 metros de altura se ve desde muchos kilómetros de distancia.

Francisco Franco, que murió en 1975, está enterrado en la nave central de la basílica bajo una lápida de 1.5 toneladas.