Las compañías chinas Huawei y ZTE han sido excluidas por razones de seguridad de participar en la red nacional de quinta generación (5G) de Australia, anunciaron fuentes oficiales.

“El gobierno nos ha comunicado que ha prohibido a Huawei y ZTE proporcionar tecnología 5G en Australia. Es algo extremadamente decepcionante para los consumidores. Huawei es uno de los líderes mundiales en 5G. Ha proporcionado tecnología inalámbrica de forma segura en Australia durante cerca de 15 años”, señaló Huawei Australia en un tuit.

La razón ofrecida por las autoridades australianas para adoptar esa decisión es la dependencia de ambas empresas del gobierno de China.

“La seguridad de la red 5G tendrá implicaciones fundamentales en todos los australianos, así como la seguridad de infraestructuras críticas, durante la próxima generación”, señaló en rueda de prensa el secretario del Tesoro y ministro interino del Interior de Australia, Scott Morrison, según un comunicado de su intervención.

El próximo 18 de septiembre entrará en vigor en Australia la legislación Reformas a la Seguridad del Sector de las Telecomunicaciones, que obliga a las empresas proveedoras de telefonía móvil a proteger las redes ante cualquier amenaza a la seguridad nacional.
Las redes de quinta generación llegarán a los mercados de 2020 y proporcionarán una mayor rapidez en la transmisión de datos y un equilibrio justo entre velocidad, latencia y costo.

El fabricante chino Huawei se convirtió entre abril y junio de este año en la segunda vendedora mundial de teléfonos móviles, por detrás de la surcoreana Samsung y por delante de la estadounidense Apple, según un informe de la consultra Counterpoint.

Zhong Xing Telecomunication Equipment (ZTE) es un proveedor global de equipamiento de telecomunicaciones y soluciones de redes con sede en Shenzhen, China.