El presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, no va a echar abajo la Reforma Energética, afirmó Jesús Seade, representante del nuevo gobierno en las negociaciones del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), al destacar que era importante modernizar este acuerdo con Estados Unidos.

En entrevista con el noticiario Despierta con Loret, aseguró que era muy importante modernizar el TLCAN, y el equipo del tabasqueño entendió muy bien que había que trabajar con el actual gobierno como un solo equipo, unidos.

Dijo que en la renegociación del tratado, a fin de desatorar la cláusula “Sunset“, impulsó dos ideas: la primera que fuera una revisión con consecuencias del TLCAN, seria, que identifique sectores que presentan fallas y tomar ahí decisiones, medidas para actualizar esas áreas.

La segunda aportación es una revisión suficientemente programada hacia el futuro, “que no sólo da todo el tiempo del mundo a los productores a adaptarse y ver qué está pasando, sino que además cualquier eventual decisión que se proponga salga de dos presidentes sucesivos para garantizar que no sería una revisión por vaivenes de la política temporales, sino por tendencias de la economía”.

Afirmó que el arranque de la relación del presidente electo López Obrador con el mandatario de Estados Unidos, Donald Trumpha sido nada menos que buenísima, se ha creado una relación de confianza mutua, de ciertos valores compartidos”.