El secretario de Relaciones Exteriores, Luis Videgaray, afirmó que México trabajará para lograr un acuerdo trilateral, porque esa es la instrucción del presidente Enrique Peña Nieto, “vamos a dedicarle ahora también largas horas a la renegociación con Canadá”, que hoy se incorpora.

En ese sentido, el funcionario destacó la llamada que tuvo Peña Nieto con el Primer Ministro de Canadá, Justin Trudeau, quien se mostró muy interesado en reincorporarse a la reunión y de conocer los últimos detalles de este entendimiento entre México y Estados Unidos.

En entrevista con Despierta con Loret, Videgaray Caso dijo que en el país hay tranquilidad de que habrá un acuerdo comercial con Estados Unidos, en buenos términos, y ahora entrarán a una segunda etapa que es concluir la negociación, ya incluyendo a Canadá.

“Lo que culmina es una etapa de gran incertidumbre, hubo momentos a lo largo del camino donde parecía que lo más probable era que se acabara el Tratado de Libre Comercio y esa incertidumbre ayer se despejó”, subrayó.

Sobre la llamada entre los mandatarios de México y Estados Unidos, señaló que se consultó al presidente Peña Nieto, quien estuvo de acuerdo de que la llamada fuera escuchada por la prensa, porque no había nada que ocultar, que fuera pública, transparente “y así fue”.

El canciller dijo que “lo que le interesaba al presidente mexicano era ratificar que se estaba llegando a un acuerdo y hacerlo con total transparencia, los estilos del presidente Trump, las conocemos, las formas son las que son”.

Videgaray Caso destacó el respaldo del presidente electo Andrés Manuel López Obrador a la negociación fue esencial, tomando en cuenta que es una negociación del gobierno de Peña Nieto.

“Yo no imagino este resultado sin ese respaldo y sin el involucramiento del equipo de transición en la persona de Jesús (Seade), estamos agradecidos con el presidente electo que haya enviado a alguien con la experiencia, el talento, la capacidad negociadora de Jesús que no solamente fue un observador, fue un observador muy constructivo con ideas muy concretas que hoy es parte del acuerdo”, resaltó.

En cuanto a la cláusula sunset, reconoció la participación de Jesús Seade, “estábamos atorados, la postura de Estados Unidos era inflexible ese fue un tema que México nunca hubiera aceptado, ese tema era una raya roja que no íbamos a cruzar, y en su calidad de un observador muy constructivo, Jesús propuso sustituirla por una cláusula con revisión, con consecuencias”.

En ese sentido, dijo que el representante del presidente electo Andrés Manuel López Obrador en las negociaciones del TLC, hizo una propuesta, “a los norteamericanos le gustó el concepto, a nosotros nos pareció atractivo y a partir de ahí se construyó la solución que tenemos”.

Refirió que la primera revisión ocurriría, si la acepta Canadá, en 2025 y a partir de ahí tendría un horizonte de 10 años que se puede extender.

En cuanto al capítulo energético, indicó, es reafirmar la soberanía de México sobre sus recursos energéticos, sobre el petróleo, el gas, eso es lo que hace el capítulo de reafirmación de la soberanía y eso no se objetó.