El gobierno de Venezuela dijo hoy que 89 venezolanos que regresaron de Perú con apoyo oficial, tras sumarse a la ola migratoria, fueron víctimas de la xenofobia, vejaciones y tratos crueles, pero que a su retorno serán atendidos en los programas sociales.

Los repatriados dijeron haber formado parte la ola migratoria que ha desbordado las fronteras, con miles huyendo de la crisis económica y en busca de mejores condiciones de vida.

La cancillería dijo en un comunicado que el retorno se presenta luego del llamado del presidente Nicolás Maduro dentro del programa “Vuelta a la patria”, que consiste en el “amparo de los venezolanos que se encuentran en el exterior y desean retornar, lo que demuestra que la sensibilidad del Estado venezolano trasciende fronteras”.

Dijo que la noche del lunes regresaron desde Perú 89 venezolanos que “habían traspasado nuestras fronteras atendiendo las falsas promesas y las mentiras de los centros de poder y la guerra mediática contra nuestro país”.

“La realidad con la que se encontraron fue muy diferente a los cantos de sirena que les ofrecieron: reportan haber sido sometidos a indecibles vejaciones, a trato cruel e inhumano, a muestras infames de xenofobia y de delitos de odio; lo más brutal, es que todas estas expresiones de inhumanidad han sido y son alentadas por centros de poder de las oligarquías y los gobiernos de derecha de este continente”, indica la declaración.

Señala que los venezolanos se pusieron en contacto con la embajada en Perú para solicitar el apoyo y conseguir su regreso.

Destaca que en Venezuela conviven seis millones de colombianos, 600 mil ecuatorianos y más de 500 mil peruanos, a quienes “acogimos generosamente en su condición de hermanas y hermanos de la Patria Grande, ofreciéndoles atención médica, educación gratuita y todos los beneficios que esta revolución bolivariana proporciona a todas y a todos por igual”.

“Vinieron a esta Tierra huyendo de la guerra, el paramilitarismo, la miseria y el hambre, aquí les dimos la patria que las oligarquías, la exclusión y la violencia les habían negado en el lugar que los vio nacer; esto contrasta, de manera abismal, con lo que reportan nuestros compatriotas que hoy se repatrían”, añade.

La cancillería manifestó el repudió del gobierno al racismo y a la xenofobia y a que los venezolanos recibieran la infame “acción criminal de estas oligarquías que odian a sus pueblos”.

“Venezuela recibe hoy a este grupo de hijos e hijas para que retomen su vida con alegría. Han sido atendidos por el Ministerio del Poder Popular para la Salud y nuestra Cancillería y ahora vuelven a sus hogares para gozar como siempre de una vida plena de libertades, protección social y de la solidaridad que caracteriza a nuestro gentilicio y a la revolución bolivariana”, afirmó.

Dijo que la directora de Relaciones Consulares, Eulala Tabares, recibió al grupo en el aeropuerto internacional de Maiquetía.

“Cada uno de ustedes es muy valioso para este pueblo venezolano; estamos muy contentos de tenerlos acá. Es importante que ustedes y su familia puedan reflejar todo ese amor y empeño que estamos haciendo para que estén acá hoy en día sanos con sus familias”, expresó la funcionaria.

Añadió que es importante que los 89 venezolanos que regresaron identifiquen y se incorporen a los programas sociales del gobierno bolivariano.