El presidente Enrique Peña Nieto explicó por qué en enero de 2017 decidió liberar los precios de la gasolina, situación que provocó molestia en la ciudadanía y decenas de protestas durante las primeras semanas en las que se implementó la medida, conocida como el gasolinazo.

A través de un mensaje en su cuenta de Twitter, Peña Nieto dijo que fue una decisión difícil pero que era una inconsistencia que los mexicanos de mayor capacidad económica tuvieran un subsidio.

“El 30% de mexicanos consume el 80% de las gasolinas; y son el 30% de la población de mayor capacidad económica, y era una inconsistencia que los más favorecidos de subsidiar el precio de la gasolina fueran las personas con mayores ingresos. Fue una decisión muy difícil, tomé y asumo plenamente la responsabilidad de haber liberado el precio gasolina”, dijo el mandatario.

Peña Nieto aseguró que si no hubiera existido el gasolinazo, hubiera tenido que recortar recursos a programas sociales, inversión a salud y de educación.